De la Ergástula a los Arsenales. Primera parte. Cárceles

Cárceles de la Edad Moderna

Cárcel Vieja de la Real Chancillería de Valladolid

Cárcel vieja

Real Chancillería y Cárcel de Granada

Real Chancillería y Cárcel

Casa de Corregidores y Cárcel de Baeza

Casa del cabildo y Cárcel de Martos

Casa y cárcel de la Villa de Madrid

 

Decoración con lápidas

Francisco del Castillo, el mozo, fue un arquitecto nacido en Jaén en 1.528, hijo del también arquitecto Francisco del Castillo, el Viejo. A los diecisiete años es enviado por su padre, para formarse en la profesión, a Italia, durante nueve años, colaborando durante tres de ellos con el maestro Vignola en la construcción de Villa Giulia en Roma.

De regreso a España, se instala en Martos (Jaén), ciudad cuyos orígenes se remontan a la prehistoria y colonizada por los romanos que le dieron el título de recibe el encargo de proyectar y construir la Casa del Cabildo y Cárcel de «Colonia Augusta Gemella Tuccitana» . Allí recibe el encargo de proyectar y construir la «Casa del Cabildo y Cárcel» de la ciudad.

Fiel a la tradición renacentista de recuperar los restos de monumentos antiguos, decora el zócalo del edificio con lápidas procedentes de uno de antiguos los cementerios de la villa. El lapidario se conserva aún, y se exhibe públicamente en la fachada del edificio, hoy Casa Consistorial del Ilustrísimo Ayuntamiento de Martos.

Cárceles, prisiones y establecimientos penitenciarios.

     Desde tiempos muy lejanos el poder ha sentido la necesidad de apartar a algunos ciudadanos para retenerlos bajo custodia, forzarles al pago de deudas o simplemente para castigarles.

      Para este fin han servido cualquier tipo de construcciones, desde la simple atadura a un árbol o tronco, hasta cuevas, alcantarillas, barcos, casas o edificaciones levantadas al efecto.

      La cárcel, cuyos orígenes se pierden en la historia, es el edificio diseñado para retener y custodiar a detenidos para la práctica de diligencias o a presos con anterioridad a una sentencia condenatoria firme.

37_big
Segovia. Cárcel Real. (Yu Ian)

    Con la edad moderna las condenas a castigos físicos o mutilaciones dan paso a un utilitarismo punitivo, el cumplimiento de sentencias a trabajos forzados en galeras, minas y posteriormente arsenales y obras públicas, precisa construcciones de apoyo para la custodia y descanso de los condenados utilizándose a tal fin las propias galeras y los presidios.

     En los comienzos de la edad contemporánea los métodos anteriores entran en crisis y se generaliza la prisión como condena y con ella nacen distintos sistemas que crean sus propias arquitecturas que sirven de soporte para desarrollar las diferentes filosofías penitenciarias.  Inicialmente las condenas se conciben como pena o castigo y se procura el arrepentimiento del condenado mediante la penitencia y redención. Las arquitecturas diseñadas para estos fines se conocen con los nombres de penitenciarias, prisiones, penales, correccionales…

segovia
Segovia. Prisión Provincial. (Anna Kudryavtseva.)

       La evolución de los primitivos sistemas penitenciarios  hacia las modernas teorías de rehabilitación y reinserción social condiciona la evolución de las necesidades de las administraciones penitenciarias hacia programas arquitectónicos mucho mas complejos y especializados.